Las 5 mentiras más comunes entre los ciclistas

Las 5 mentiras más comunes entre los ciclistas
Diciembre 06 14:55 2016

Los ciclistas podremos ser gente en general buena onda, pero no estamos ajenos a ser un poco mentirosillos particularmente en cuanto a lo que implica la competitividad y al hablar de nuestra bicicleta.

Es por eso que levantamos las que a nuestro juicio son las 5 mentiras más comunes entre los ciclistas.

  1. No he entrenado nada

Cuando en realidad nos hemos partido el lomo entrenando, aplicando una serie de rutinas y estrategias para mejorar nuestro desempeño arriba de la bici, conseguimos tiempo durante la semana y entrenamos en modo #TeamSolis, (obviamente desactivamos el Strava).  La idea en mente es dar la sorpresa en esa esperada carrera o a lo menos apalear a los amigos en la salida grupal y ante la reacción/admiración/envidia de estos, responder de manera espontánea: Noooo, sino he entrenado naaaada!  ¡MENTIRA!

  1. A esta carrera vine sólo a participar

Siguiendo la línea de la mentira anterior, como no hemos entrenado, no “debiésemos” aspirar a un buen resultado o podio en la carrera y/o nos ponemos el parche antes de la herida y decimos pasivamente: A esta carrera vine solo a participar”.

Las excusas sobran y la verdad es que pocas veces estamos dispuestos a desembolsar una suma no menor de dinero para solo ir a “participar”, cuando en realidad fuimos a darle con todo y nos preparamos para ello, ¡que no haya resultado es otra cosa!

  1. Voy a cambiar la bici para no gastar más en Upgrades

Todos amamos a nuestra chancha/flaca y tratamos de embellecerla lo máximo posible, upgrades de frenos, transmisión y ruedas, mientras más carbono, mejor (aunque sea chinito).  Luego caemos en la cuenta del gasto incurrido y decidimos renovar la bici por una con mejores componentes de fábrica con el fin de quedarse con esa versión sin hacerle la más mínima mejora y dejar de botar billetes en la tienda; se lo contamos a los amigos, a la señora/marido – polola/o) y nada de eso resulta, al cabo de unas rodadas ya queremos cambiarle algo, por último, las pastillas de freno o los puños del manillar, pero eso de que nunca más un Upgrade a la bici es realmente, ¡UNA MENTIRA!

  1. ¿Vamos a pedalear en modo paseo?

Una clásica, tal vez una de las mentiras más usadas desde el inicio del ciclismo.  Se inician las gestiones para organizar la salida, el o los organizadores para no espantar a nadie dice con inocencia (porque es cierto, así se planea): ¡vamos en modo paseo! El tema es que cuando el que dijo que no había entrenado nada se pone a pegar palos, los demás no quieren parecer patos al lado de este nuevo pro y le siguen el ritmo y lo que iba a ser una salida en buena, en modo paseo, se convierte en una salida a todo dar, casi competitiva, donde sacamos nuestra mejor versión arriba de la bici y nos aleonamos con el fin de subir cuanta pendiente se nos atraviesa y saltar cuanto rockgardens nos desafía.  ¿Modo paseo?¡MENTIRA!

  1. Estos componentes me salieron baratitos

Puede que nos hayamos gastado hasta el último ahorro o peor aún, hayamos estirado a nivel chicle el cupo de la tarjeta de crédito por hacer el preciado upgrade, sin embargo, cuando llegamos a casa con esas piececitas sufren un inesperado descuento de hasta un 80% de su precio real, me salió una ganga decimos.  Similar efecto cuando lo comentamos con los amigos, pareciera ser que hay una competencia de quién compra más barato.

¡MENTIRA! La verdad es que los Upgrade, pocas veces son baratos.

En definitiva son mentirillas, genéricas y hasta graciosas, nada grave que nos aleje del paraíso cuando se nos corte definitivamente la cadena.

Haz un comentario