¿Por qué los riders de Cross Country las quieren hacer todas?

¿Por qué los riders de Cross Country las quieren hacer todas?
Febrero 15 11:57 2017

¿Se han fijado que muchos de los pilotos de Cross country en algún minuto se les ve incursionando en las diferentes versiones del ciclismo?

Lo anecdótico es que no ocurre a la inversa, es decir, es raro ver a un rutero de esencia arriba de una endurera o a un endurero arriba de una rutera.

El argumento para defender este primer caso es que el Cross country es una disciplina transversal, que requiere entrenar tanto la parte técnica de las bajadas como ganar el fondo que entrega la ruta.  Hasta aquí todos tranquilos y la explicación que nos damos para auto-convencernos de que la adquisición de una nueva bicicleta es una “inversión”.¿Por qué los riders de Cross Country las quieren hacer todas?

Algo similar ocurre con las ciclocross, que poco a poco están llegando a Chile y que al parecer son poseedoras de una versatilidad única, ya que te permiten rodar en la ruta como en el cerro “sin mayores inconvenientes”, siempre teniendo en cuenta que el ánimo es el deporte amateur.

Y no hemos terminado, el listado se nos queda corto porque también hay riders de XC haciendo Triatlón y al igual que en los casos anteriores, no es frecuente ver a triatletas haciendo enduro.

Observando los entornos, en una bicicleta de enduro, con mayor estabilidad, el shock y la horquilla de 160 milímetros de recorrido hacen de la bici una cuna y el pedaleo una salida de puro “disfrute”.  A diferencia de cuando nos subimos a la rutera, a desafiar algún puerto de considerable altimetría, lo hacemos con garra, mucho más preparados mentalmente, seguramente la noche anterior nos acostamos tempranito y guardamos las cervezas para el regreso a casa y no para celebrar antes de tiempo porque nos espera una jornada ruda arriba de la bici.   Por otro lado, terminar un triatlón es una medalla que cargarás con orgullo por muchos años, el desafío es inmenso y la preparación requiere de un trabajo arduo y constante y con una carga física digna de un hércules.

También está la versión más sabrosa, esa que dice que quienes hacen enduro es porque son malos subiendo o los que hacen ruta es porque son malos bajando.  ¡Quién sabe!

En síntesis, analizando los ambientes propios de cada disciplina podríamos concluir que las sensaciones resultantes marcan la diferencia, son totalmente diferentes y, por ende, queremos probarlas todas, queremos vivir la experiencia o al menos sacarnos el bichito, lo que en definitiva no tiene nada de malo o más bien, mientras sea arriba de la bici, todo de bueno.

Finalmente, si tuvieras que elegir entre una de las descritas.  ¿Cuál sería tu opción?  ¿La bici que parece cuna, la que tiene ruedas flacas pero con calugas o derechamente la de neumático liso rodador?

Haz un comentario