Las 12 Horas Scott by Ford desde la tribuna

Las 12 Horas Scott by Ford desde la tribuna
Septiembre 09 22:53 2018

El sábado recién pasado se llevó a cabo uno de los desafíos más rudos que a mi juicio tiene el calendario del mountain bike nacional.  No quiero decir que los demás sean sencillos o que las carreras por etapas estén en nivel inferior, me refiero a que pedalear durante 12 horas seguidas es realmente brutal.

No importa el formato o categoría, sea, dupla, dupla mixta, trios y por sobre todo hacerlo en forma individual…todas las opciones son una locura, no hay tregua, ¡insisto es una locura!  No sólo se trata de rendir lo máximo durante los 720 minutos de carrera, sino que para hacerlo en condiciones óptimas implica una preparación y logística considerable.

Este post fue pensado y está escrito desde la galucha, desde los pits, donde el cansancio también se hizo presente, pero que es un caracha visto o comparado con el cansancio que debieron sentir los riders en la medida que iban pasando las horas.

Lo que asumo hicieron en las semanas previas

Lo primero, sumar horas y horas arriba de la bici para ganar el tan anhelado “fondo”; prepararse para las 12 horas implica muchos días de entrenamiento, sacrificando tiempo, apurando el tranco antes o después de la pega (remunerada) para hacer la pega más importante del día – entrenar (la no remunerada), para luego con la mejor de sonrisas llegar a la casa y ponerse a disposición de las actividades familiares.

Elegir la desafío, porque es todo un tema, está entre optar por ir sólo que es macabro, de pensarlo me canso, hay que prepararse mentalmente, lidiar con que en algún minuto tendrás que detenerte a comer o lo que sea, y eso, podría dejarte en una desventaja frente a tus rivales.  O ir en dupla, elegir la dupla, ¡que complicadoooooo!, no sólo necesitas que ande a tu ritmo, sino que necesitas saber que es un #thereal partner, que estará atento a tus necesidades y se irán cubriendo mutuamente, saber si el “elegid@ partner” ayudará con la logística de la carrera, etcétera, esta opción implica conocer muy bien al soci@.

¿Quién maneja?¿armamos un toldo o no? ¡ya llevemos toldo! pero ¿quién lo arma?¿cuántas vueltas cada uno?¿cuántas mudas de ropa hay que llevar? ¿comemos solo geles o le damos a algo sólido? ¿unos fideos o arroz? etcétera, etcétera….mucho que pensar, mucho que organizar.

En carrera

Llegó el día, todo preparado, las bicis a punto, la mejor pinta…¡a pedalear!

Sábado 8 de septiembre, las bicicletas dispuestas en un lugar cerrado, donde una vez anunciada la largada el rider debe ir trotando a buscarla, para recién comenzar a rodar.

Al comienzo pedalearon con un poco de frío, luego con mucho calor, porque a eso de las 14:00 el sol estaba como una subida con pendiente sobre 14%, es decir, intratable.  Luego a eso de las 18:00, se vino el viento, para dar paso a temperaturas que les congelaba todo menos los deseos de seguir en carrera, motivados, animando nuevos sentidos en la oscuridad, apoyados por sus luces, se convirtieron en luciérnagas, iluminando con timidez los senderos del cerro.

Parque Las Palmas

El Parque Las Palmas debe ser quizás uno de los lugares ideales para este evento.  Lejos de la rutina, estacionamientos seguros, lugar amplio para armar los campamentos y encender las parrillas para que los acompañantes hicieran de la jornada, no sólo un momento de puro ciclismo, sino que,para  distraerse atacando un buen asado, disfrutando una cerveza bien fría.

Un circuito limpio, con un grip que muchos omiten, pero que hace que la carrera se disfrute aún más.

Lo malo de la jornada

Me dió pena y rabia que los riders no hayan podido conocer sus tiempos y el de sus rivales, si hubo estrategia esta de seguro se vió debilitada en el mejor de los casos, porque para muchos por la falta de información cualquier plan se fue a las pailas.

Mala nota a la organización, fueron lo malo de la jornada.  Esperemos que tomen las medidas del caso y en eventos futuros solucionen el problema y no le vuelvan a faltar el respeto al esfuerzo, a la gente, a los cientos de riders que se esmeran por hacer una buena carrera y conocer a tiempo su desempeño.

Lo bueno, muy bueno

No hago más que alabar y felicitar a cada uno de los que se atrevió con este brutal reto, fueron lo mejor del evento.  Para ellos no fueron 12 horas, fueron 16 horas de temple, de orden, de esfuerzo, quizás más.

Haz un comentario
ver más artículos

Acerca del Autor

jojorge
jojorge

Ingeniero del rubro financiero, amante de la buena música y la vida en familia. El ciclismo es un portal que me conecta con la naturaleza y sus bondades. Para mi pedalear más allá ser una instancia deportiva, es un momento espiritual.

Ver más artículos